¿Desde cuándo se cuenta el término

de prescripción en riesgos laborales?

Tratándose de riesgos laborales, la jurisprudencia ha considerado que el término prescriptivo empieza a correr no desde la data del accidente de trabajo sino a partir de la fecha en la que se establezcan, por los mecanismos previstos por la ley, las secuelas que el accidente de trabajo haya dejado al trabajador.

Lo anterior implica que el trabajador que sufrió el accidente laboral se haya sometido a tratamiento médico y se cuente con la respectiva valoración de su estado de salud. Así lo sustentó la Sala Laboral de Descongestión No. 2 de la Corte Suprema de Justicia.

De esta forma, para que proceda la indemnización plena de perjuicios en estos eventos no es suficiente demostrar la mera ocurrencia del accidente, sino que se exige que el acaecimiento del mismo esté determinado como cuestión subjetiva, apta para ser valorada en sede judicial o administrativa.

Sumado a ello, es a través de las precisiones como se puede llegar a la conclusión lógica de que la culpa se encuentra suficientemente comprobada, y cuando ello es así es evidente que la indemnización puede revestirse de algunos elementos a los cuales no se accede si no media este elemento subjetivo.

Lo anterior significa que se requiere de este conocimiento pleno acerca de cómo se dieron los hechos que desembocaron en el accidente, porque conociéndolos “el proceso de adecuación lógica acerca de la manera en la cual intervino el cumplimiento de las obligaciones del empleador es lo que permite establecer con claridad si su culpa se vincula o no” (M. P. Carlos Arturo Guarín – magistrado de descongestión).

Corte Suprema de Justicia, Sala Laboral, Sentencia SL-14632018 (58378), May. 2/18

Cuando se verifica la falla de un bien, el productor o proveedor tiene la obligación de responder por la calidad, idoneidad, seguridad y el buen estado de funcionamiento de los productos. Lo anterior acorde con los artículos 5, 7, 8, 10, 11 y 18 del Estatuto del Consumidor (Ley 1480 del 2011).

Así lo afirmó la delegatura para asuntos jurisdiccionales de la Superintendencia de Industria y Comercio al resolver una acción de protección al consumidor, relacionada con la compra de un equipo celular.

La sentencia precisó, bajo el marco de la obligación de garantía, que los consumidores tienen derecho a obtener la reparación totalmente gratuita del bien cuando se presente una falla, y explicó que en el caso de repetirse este error tienen derecho a obtener a su elección una nueva reparación, la devolución total o parcial del precio pagado o el cambio del bien por otro de la misma especie, similares características o especificaciones técnicas.

Superindustria y Comercio, Sentencia 6074, Abr. 30/18

Cuando se presente una falla,
consumidores tienen derecho a
reparación totalmente gratuita del bien.

La Corte Constitucional recordó que a partir de la Sentencia SU-310 del 2017 se acabó la controversia sobre la imprescriptibilidad de los incrementos pensionales del 14 % por cónyuge o compañero permanente a cargo.

Justamente, ese pronunciamiento estableció que los incrementos que por ley se desprenden de la pensión son imprescriptibles, en tanto es la tesis que más se ajusta a los intereses de las personas pensionadas.

En ese contexto, la Sala reiteró que las pensiones derivadas del derecho a la seguridad social no admiten una prescripción extintiva del derecho en sí mismo, lo que no sucede con las prestaciones periódicas o mesadas pensionales que este genera y que no han sido cobradas en el término previsto por el legislador.

Por lo tanto, los jueces no deben aplicar el precedente sentado por la Corte Suprema de Justicia, como órgano de cierre en materia laboral, en virtud del cual los incrementos pensionales no hacen parte integrante de la pensión de invalidez o de vejez, por lo que no gozan de sus atributos, entre esos la imprescriptibilidad.

Incremento pensional por persona a cargo es imprescriptible:

Corte Constitucional

Reconocimiento de sustitución
pensional busca evitar trasgresión del

derecho al mínimo vital

Las pretensiones relacionadas con la indexación de las mesadas pensionales y el pago de retroactivo tienen un carácter incierto y discutible que desdibuja su relevancia constitucional y, por ende, deben ser resueltas por un juez ordinario.

A diferencia de ello, el reconocimiento de la sustitución pensional es una decisión dirigida a impedir en forma expedita la trasgresión del derecho fundamental al mínimo vital. Así lo sustentó la Corte Constitucional al resolver una acción de tutela.

De igual forma indicó que la finalidad de la sustitución pensional es proteger la familia del pensionado fallecido y aclaró que el vínculo constitutivo de este grupo es indiferente para efectos del reconocimiento del derecho a la pensión.

Ello toda vez que el factor determinante para establecer qué persona tiene derecho a la sustitución pensional en casos de conflicto entre el cónyuge supérstite y la compañera o compañero permanente es “el compromiso de apoyo afectivo y de comprensión mutua existente entre la pareja al momento de la muerte de uno de sus integrantes”.

Justamente, aseguró que las familias conformadas en virtud de un vínculo matrimonial y las derivadas de una unión marital de hecho quedan cobijadas por el alcance del principio de igualdad, sin que sea posible excluir de tal beneficio a los compañeros(a) permanentes de los causantes fallecidos, so pena de infringir el artículo 13 de la Constitución Política.

Por ello, concluyó que este derecho puede ser reclamado tanto por los cónyuges como por los compañeros permanentes de los trabajadores y/o pensionados (M. P. Gloria Stella Ortiz Delgado)

Corte Constitucional, Sentencia T-087, Mar. 8/18